Reiki viene de dos palabras japonesas, rei que significa sabiduría o poder superior y ki que significa energía vital.  En la terapia de curación japonesa se traduce como energía vital guiada espiritualmente.

El Reiki se basa en la idea de que la salud proviene del ki que fluye a través y alrededor de una persona, en lugar de la condición del cuerpo físico.

Ki

El ki es la razón por la que los órganos físicos funcionan de manera saludable y cuando el flujo se bloquea o se interrumpe, afecta al cuerpo causando la enfermedad.

El ki responde a los pensamientos y sentimientos de la persona, así que los pensamientos positivos ayudan a que el ki fluya más libremente por el cuerpo y contribuye a mejorar la salud.

Los pensamientos negativos contribuyen a que el ki fluya mal y a la disminución de la salud y vitalidad, incluso la medicina occidental está empezando a reconocer la conexión mente-cuerpo y la capacidad de mejorar o empeorar las condiciones de salud.

Conexion Mente Cuerpo

Debes entender que todos los órganos están conectados al sistema nervioso a través de los nervios. Estos emiten mensajes desde y hasta el cerebro, por consiguiente nuestra mente no solo la conforma el cerebro.

El Reiki es una forma natural y segura de sanar el cuerpo, es una práctica de sanación espiritual que la puede aprender cualquiera tanto para la auto curación, como la de otros, incluidos niños y ancianos, ya que la edad y el estado de salud no afectan a la capacidad de practicar.

Para obtener la formación necesaria todo lo que se necesita son unas 10 horas de entrenamiento en persona con un practicante de Reiki

Las prácticas de Reiki, normalmente se dictan en grupos y se cobra una cuota para cubrir la clase, impartida por un Maestro de Reiki cualificado.

El Reiki tiene componentes espirituales, sin embargo, no es una religión, no se requiere que creas en nada en algo específico para aprender Reiki o para que te funcione. Funcionará tanto si crees en él o no. La parte espiritual de Reiki sugiere que todo el mundo debería vivir y actuar de manera que promuevan la armonía con los demás, una creencia culturalmente universal con técnicas de auto curación.

Con el Reiki puedes practicar las técnicas en tu propio cuerpo, para aliviar una serie de problemas que incluyen: alivio del dolor, estrés y la ansiedad.

El Reiki como hacerlo en ti mismo te asegura que nunca más te sentirás solo, impotente y fuera de control otra vez.

Próximo Lanzamiento Reiki Live

Ingre aquí tu dirección de correo y entérate de todas nuestras novedades

Te has Suscrito Exitósamente

X